Skip to main content

LA EXPERIENCIA

La zona es un espacio privilegiado donde la actividad humana ha moldeado el paisaje, creando un territorio único de gran valor paisajístico y etnográfico, cada vez más demandado por un turismo sostenible y slow, respetuoso con el entorno y sus habitantes. Lo Archeru es una construcción humilde, con acabados toscos de piedra y madera de roble. Gracias a los vecinos más mayores hemos podido conocer que la cabaña fue construida por Clementa, posiblemente por una de las pocas canteras que existían. En 2021 comenzamos su restauración en un trabajo “a cumuña” muy especial y sin apenas maquinaria.
Ahora podemos invitaros a nuestra fermentería, ya sea en una visita, una cata, un evento organizado o privado, a por un picnic o al vermut. El valle y sus vistas a La Porracolina o los productos especiales que sólo aquí podrás degustar bien merecen la visita.